· PARA APRENDER · · TEBY y TIB · · PARA PADRES · · EL CLUB ·

RECOMENDADO



Donar Bitcoins

OPCIONES A ELEGIR

  • Adivinanzas

  • Buenas Maneras

  • Canciones Populares

  • Cocinero, cocinero ...

  • Concursos y Sorteos

  • Consolas y Tecnología

  • Cuentos y Fabulas

  • Curiosidades

  • Dibujos para colorear

  • Frases ingeniosas

  • Humor y Chistes

  • Juegos de Exterior

  • Juegos de Interior

  • Manualidades

  • Pasatiempos

  • Poesía Infantil

  • Quien dijo ...

  • Trabalenguas



  • INFORMACION

  • Derechos del niño

  • Escríbenos

  • Noticias Interesantes

  • Publicidad

  • Quienes Somos

  • ¿Quieres Colaborar?


  • Kiva - loans that change lives

    SERVICIOS

  • Charla - Chatea

  • Correo Gratis

  • Foro Opinión

  • Tablón Anuncios


  •  

    Portada::Ménú General::Cuentos y Fabulas::Cuentos clasicos

    Página: < 1 2  >

       Caperucita Roja. Cuento clásico infantil. (2)
         
      

    Caperucita, después de recoger algunas flores del campo para la abuela, finalmente llegó a la casa. Llamó a la puerta y una voz le dijo que entrara. Cuando Caperucita entró y se acercó a la cama notó que la abuela estaba muy cambiada. Y preguntó:

    - Abuelita, abuelita, !qué ojos tan grandes tienes!

    Y el lobo, imitando la voz de la abuela, contestó:

    - Son para verte mejor.

    - Abuelita, !qué orejas más grandes tienes!

    - Son para oírte mejor.

    - Abuelita, !qué nariz más grande tienes!

    - Son para olerte mejor.

    Y ya asustada, siguió preguntando:

    - Pero abuelita, !qué dientes tan grandes tienes!

    - !Son para comerte mejor!

    Y el lobo saltando sobre caperucita, se la comió también de un bocado.  El lobo, con la tripa totalmente llena acabó durmiéndose en la cama de abuela.

    Caperucita y su abuelita empezaron a dar gritos de auxilio desde dentro de la barriga del lobo. Los gritos fueron oídos por un leñador que pasaba por allí; el leñador se acercó para ver lo que pasaba.

    Cuando entró en la casa y vió todo lo que había sucedido, abrió la barriga del lobo, salvando la vida de Caperucita y de la abuela. Después, llenó piedras  la barriga del lobo y la cosió. Cuando el lobo se despertó sentía mucha sed. Y se fue a un pozo a beber agua. Pero al agacharse la tripa le pesó y el lobo acabó cayendo dentro del pozo del que jamás consiguió salirse.

    Y así, todos pudieron vivir libres de preocupaciones en el bosque. Y Caperucita prometió a su mamá que jamás volvería a desobedecerla.



      

    Página: < 1 2  >



    Cuentos clasicos

    Temas relacionados:

     

    BUSCADOR

    Buscar en el Portal.

    Búsqueda personalizada


    ÚLTIMOS TEMAS

    how to take

    ...

    ... más información

    El Gato y la Rata.

    Se forman en ...

    ... más información

    En el aula.

    Érase una vez ...

    ... más información

    El niño en la playa y el Sr. Roche

    Corriendo por toda ...

    ... más información


    · Protocolo y Etiqueta

    · Buenos Modales

    · Saber Estar

    · Urbanidad

    · Netiqueta

    · Cronis

    · Cronis Social

    · Saber Estar

    · Barrio Húmedo

    · Burgo Nuevo

    · Filandón

    · Spaintessen

    · Terra Galega

    · Teby y Tib

    · Cibermodales

    · Cibermaneras

    · Urbanidad

    · Buenas Maneras

    · CCA

    · Corra La Voz