· PARA APRENDER · · TEBY y TIB · · PARA PADRES · · EL CLUB ·

RECOMENDADO

OPCIONES A ELEGIR

  • Adivinanzas

  • Buenas Maneras

  • Canciones Populares

  • Cocinero, cocinero ...

  • Concursos y Sorteos

  • Consolas y Tecnología

  • Cuentos y Fabulas

  • Curiosidades

  • Dibujos para colorear

  • Frases ingeniosas

  • Humor y Chistes

  • Juegos de Exterior

  • Juegos de Interior

  • Manualidades

  • Pasatiempos

  • Poesía Infantil

  • Quien dijo ...

  • Trabalenguas



  • INFORMACION

  • Derechos del niño

  • Escríbenos

  • Noticias Interesantes

  • Publicidad

  • Quienes Somos

  • ¿Quieres Colaborar?


  • Kiva - loans that change lives

    SERVICIOS

  • Correo Gratis

  • Tablón Anuncios


  •  

    Portada::Ménú General::Cuentos y Fabulas::Tomás de Iriarte - Fábulas

    Página: 1  >

       El cazador y el hurón. (1)
         
      

    Cargado de conejos 
    y muerto de calor, 
    una tarde de lejos 
    a su casa volvía un cazador. 

    Encontró en el camino,
    muy cerca del lugar, 
    a un amigo y vecino, 
    a quien su fortuna le empezó a contar. 

    Me afané todo el día 
    le dijo; pero qué,
    si mejor cacería 
    no la he logrado ni la lograré. 

    Desde por la mañana 
    es cierto que sufrí 
    una buena solana;
    pero mira qué gazapos traigo aquí. 

    Te digo y te repito, 
    fuera de vanidad, 
    que en todo este distrito 
    no hay cazador de mayor habilidad.

    Con el oído atento 
    escuchaba un hurón 
    este razonamiento 
    desde el corcho en que tiene su mansión. 

    Y el puntiagudo hocico
    sacando por la red, 
    dijo a su amo: Suplico 
    dos palabritas, con perdón de usted. 

    Vaya, ¿cuál de nosotros 
    fue el que más trabajó?
    Esos gazapos y otros, 
    ¿quién se los ha cazado sitio yo? 

    Patrón, ¿tan poco valgo 
    que me tratan así? 
    Me parece que en algo
    bien pudiera hacer mención de mí.

    Cualquiera pensaría 
    que este aviso moral 
    seguramente liaría 
    al cazador gran fuerza; pues no hay tal.

    Se quedó tan sereno 
    como ingrato escritor 
    que del auxilio ajeno 
    se aprovecha, sin citar al bienhechor. 

    Moraleja:

    A los que se aprovechan de las noticias de otros, y tienen la ingratitud de no citarlos.



      

    Página: 1  >



    Tomás de Iriarte - Fábulas

    Temas relacionados:

    << Anteriores

    Siguientes >>

     

    BUSCADOR

    Buscar en el Portal.

    Búsqueda personalizada


    ÚLTIMOS TEMAS

    how to take

    ...

    ... más información

    El Gato y la Rata.

    Se forman en ...

    ... más información

    En el aula.

    Érase una vez ...

    ... más información

    El niño en la playa y el Sr. Roche

    Corriendo por toda ...

    ... más información


    · Protocolo y Etiqueta

    · Buenos Modales

    · Saber Estar

    · Urbanidad

    · Netiqueta

    · Cronis

    · Cronis Social

    · Saber Estar

    · Barrio Húmedo

    · Burgo Nuevo

    · Filandón

    · Spaintessen

    · Terra Galega

    · Teby y Tib

    · Cibermodales

    · Cibermaneras

    · Urbanidad

    · Buenas Maneras

    · CCA

    · Corra La Voz