· PARA APRENDER · · TEBY y TIB · · PARA PADRES · · EL CLUB ·

RECOMENDADO

OPCIONES A ELEGIR

  • Adivinanzas

  • Buenas Maneras

  • Canciones Populares

  • Cocinero, cocinero ...

  • Concursos y Sorteos

  • Consolas y Tecnología

  • Cuentos y Fabulas

  • Curiosidades

  • Dibujos para colorear

  • Frases ingeniosas

  • Humor y Chistes

  • Juegos de Exterior

  • Juegos de Interior

  • Manualidades

  • Pasatiempos

  • Poesía Infantil

  • Quien dijo ...

  • Trabalenguas



  • INFORMACION

  • Derechos del niño

  • Escríbenos

  • Noticias Interesantes

  • Publicidad

  • Quienes Somos

  • ¿Quieres Colaborar?


  • Kiva - loans that change lives

    SERVICIOS

  • Correo Gratis

  • Tablón Anuncios


  •  

    Portada::Ménú General::Cuentos y Fabulas::Tomás de Iriarte - Fábulas

    Página: 1  >

       El gallo, el cerdo y el cordero. (1)
         
      

    Había en un corral un gallinero; 
    en este gallinero un gallo había; 
    y detrás del corral, en un chiquero, 
    un marrano grandísimo yacía. 

    Además, se criaba allí un cordero,
    todos ellos en muy buena compañía: 
    ¿y quién ignora que estos animales 
    juntos suelen vivir en los corrales? 

    Pues, con perdón de ustedes, el cochino 
    dijo un día al cordero: ¡Qué agradable,
    qué feliz, qué pacífico destino 
    es el poder dormir! ¡Qué saludable! 

    Yo te aseguro, como soy gorrino, 
    que no hay en esta vida miserable 
    gusto como tenderse a la bartola,
    roncar bien, y dejar rodar la bola.

    El gallo, por su parte, al tal cordero 
    dijo en otra ocasión: Mira, inocente, 
    para estar sano, para andar ligero, 
    es menester dormir muy parcamente.

    El madrugar en julio o en Febrero 
    con estrellas, es método prudente, 
    porque el sueño entorpece los sentidos, 
    deja los cuerpos flojos y abatidos.

    Confuso, ambos dictámenes coteja
    el simple corderillo, y no adivina 
    que lo que cada uno le aconseja 
    no es más que aquello mismo a que se inclina.

    Acá entre los autores ya es muy vieja 
    la trampa de sentar como doctrina
    y gran regla, a la cual nos sujetamos, 
    lo que en nuestros escritos practicamos. 

    Moraleja:

    Suelen ciertos autores sentar como principios infalibles del arte, aquello mismo que ellos practican.



      

    Página: 1  >



    Tomás de Iriarte - Fábulas

    Temas relacionados:

    Siguientes >>

     

    BUSCADOR

    Buscar en el Portal.

    Búsqueda personalizada


    ÚLTIMOS TEMAS

    how to take

    ...

    ... más información

    El Gato y la Rata.

    Se forman en ...

    ... más información

    En el aula.

    Érase una vez ...

    ... más información

    El niño en la playa y el Sr. Roche

    Corriendo por toda ...

    ... más información


    · Protocolo y Etiqueta

    · Buenos Modales

    · Saber Estar

    · Urbanidad

    · Netiqueta

    · Cronis

    · Cronis Social

    · Saber Estar

    · Barrio Húmedo

    · Burgo Nuevo

    · Filandón

    · Spaintessen

    · Terra Galega

    · Teby y Tib

    · Cibermodales

    · Cibermaneras

    · Urbanidad

    · Buenas Maneras

    · CCA

    · Corra La Voz